LIDERAZGO

Los aspectos clave de liderazgo han permanecido prácticamente sin cambios durante los últimos 100 años. El primer Decano de la Universidad de Harvard, cuna del MBA, describe el liderazgo como valor, juicio, carácter y habilidad de hacer las cosas.

Es lógico que los fundamentos del liderazgo no cambien, es algo que se remonta a miles de años, pero sí que evolucionen y que, a las características esenciales, se añadan otras adicionales. Podemos hablar de poder duro o blando, pero el liderazgo requiere construir relaciones de mutua confianza, confiamos en el equipo y ellos confían en su líder.

Edwards Deming fue uno de los primeros (si no el primero) en darse cuenta realmente de que los modelos de gestión que se impusieron a principios del Siglo XX no correspondían con las nuevas realidades de finales de los 80, cuando los inicios de la globalización de la economía comenzaban a ofrecer competidores en cualquier esquina del planeta con calidad.

¿Qué podemos decir hoy que ya estamos en el Siglo XXI? Los cambios y turbulencias se han acelerado e intensificado en todo el mundo de los negocios, no sólo en el industrial. Como resultado de estos primeros cambios surgió la necesidad de tener una visión y misión clara que permitiera alinear todos los esfuerzos colectivos. Posteriormente se incorporaron los valores como un compromiso interno y hoy nadie duda que las nuevas comunicaciones, en concreto las redes sociales, han puesto mucha presión en la responsabilidad social de las empresas y el nuevo líder necesita comprometer y cumplir los valores interna y externamente.

El Liderazgo en el Siglo XXI puede tener tres características claves: 1 es más Estratégico, 2 tiene más componente de compromiso con todos los Stakeholders y, por último, su estilo de gestión interno tiene que responder a criterios “Lean” en la capa de gestión (Lean Management).

La Digitalización de la Economía junto con las fuerzas disruptivas que la nueva Revolución Industrial está mostrando, provocan cambios en los modelos de negocio, perfiles profesionales, procesos, innovación, canales de venta, marketing, atención al cliente, métodos de financiación, valoración de los Stakeholders, etc. En resumen, podemos decir que las “Redes Sociales” están revolucionando nuestro mundo como nunca antes. En una cantidad tan importante (o más) como lo hicieron las líneas de montaje hace ahora unos 100 años. En esta época se hablaba realmente de Gestión Operativa (no de liderazgo empresarial). Con este término nos referimos principalmente a mejorar la eficiencia y control de costos dentro de los límites fijados por la estrategia de la organización, eso no ha cambiado y sigue siendo necesario pero entendiendo el nuevo entorno competitivo, activos disponibles y retornos esperados.

Hoy, a un líder se le exige un nivel superior, es imprescindible no sólo dominar una gestión operativa (esto es necesario pero no suficiente): se requiere una Gestión Estratégica.

La Gestión Estratégica es una de las más importantes “habilidades duras” en el liderazgo empresarial y desde Nunkyworld ayudamos a los gestores a identificar los factores críticos en esta gestión, que nos permite implicarnos como Business Mate y sentir realmente la gestión empresarial, de forma que nos permite pasar de la metodología a la práctica de forma acelerada. Gestionando proyectos de manera proactiva con un enfoque a largo plazo, con una estrategia y procesos que permite a las organizaciones utilizan para coordinar y alinear los recursos y las acciones con la misión, visión, valores de forma sistemática para incrementar el valor de la empresa.

El ritmo acelerado de la innovación tecnológica hace que el Liderazgo con mayúsculas es la capacidad de ver a larga distancia (telescopio) y de fijarse en los detalles del día a día (microscopio). Un Liderazgo que permite ilusionar y movilizar a los equipos a la vez que se complementa de forma armónica con la capacidad de obligar a sus organizaciones para desafiar la sabiduría convencional; considerar las implicaciones del improbable y observar fenómenos de negocio ajenos como puede ser los “long tail business”.

En definitiva, este nuevo Siglo presenta muchos retos nuevos para empleados y empresarios, accionistas y proveedores, clientes y reguladores, para todos los Stakeholders al estar en un mundo interconectado, en rápido movimiento, que nos obliga a aprender rápidamente y tener gran flexibilidad cognitiva, tolerancia al estrés y aceptar positivamente el pensamiento divergente.

En un mundo competitivo, necesitamos líderes con ideas novedosas, que están dispuestos a tomar riesgos, inspirar y motivar y construir nuevas alianzas estratégicas para abordar los retos mundiales, por eso NunkyWorld se centra en ser un Business Mate, entendiendo estos retos y ayudando a los equipos gestores a conseguir éxito para todos los Stakeholders de forma equilibrada, proporcional y armoniosa.

Contacta

Si quieres SABER MÁS o formar parte de NUNKY+WORLD